.

La Comisión Europea rechaza las falsas acusaciones de la apropiación indebida de la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis.

27-01-2016.EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

BRUSELAS - Ninguna misión de auditoría sobre la ayuda humanitaria de la Unión Europea (UE) a los refugiados saharauis en los campamentos de Tinduf, en Argelia, ha sido planeada, dijo el comisario europeo de Presupuesto y Recursos Humanos Kristalina Georgieva, rechazando una vez más las falsas acusaciones sobre el mal uso de la ayuda.

"Más de 24 misiones de monitoreo y seguimiento se llevaron a cabo durante el año 2015 por la Comisión Europea en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf. Los representantes de la Comisión están presentes en el lugar dos semanas por mes.

El comisario europeo también dijo durante su comparecencia en la aprobación de la gestión del presupuesto general de la UE para 2014, la Comisión participó "activamente" reuniones de coordinación sectorial, celebradas regularmente en Argel y Tinduf en aspectos relacionados con la salud, la asistencia humanitaria, saneamiento e higiene del agua, y de seguridad.

El Vicepresidente de la Comisión Europea instó, en ocasiones, los Estados miembros de la Unión para aumentar su participación en los esfuerzos de la UE en la ayuda a los refugiados saharauis.

Georgieva, que respondió a las preguntas escritas formuladas a él por los eurodiputados, y viene a extremo, mordazmente, falsas acusaciones de Marruecos, acusando a los representantes del Frente Polisario y Argelia por desvío "sistemático"  de las ayudas humanitarias.

La presentación en julio pasado ante el Parlamento Europeo de la situación real de la ayuda de la UE al dispositivo de refugiados saharauis, basada en más de 30 informes de auditoría, compensación de las acusaciones marroquíes.

En su discurso ante la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo, el Director General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO), el Claus Sorensen de Dinamarca, desmantelaron los argumentos "engañosos" el Presidente de la Comisión de Control presupuesto, el Ingebourg Grassle alemán, que había convocado la reunión en concreto para poner en el tapete un informe con fecha de 2007, lo que apunta a un desvío de la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis.

Este último había hecho en abril pasado, una visita a Dakhla (ciudades ocupadas del Sáhara Occidental) con el presidente del grupo de amistad con Marruecos, ha refrito en repetidas ocasiones estos "rumores difundidos en Marruecos", según el Sr. Sorensen.

La DG de ECHO presentó el dispositivo de control de encaminamiento de la ayuda europea, el dispositivo descrito extremadamente "riguroso" y "completo" elementos de prueba.

Basándose en argumentos sólidos, el jefe de la ECHO había explicado a los asistentes que "la operación se lleva a cabo desde el año 2003 con el establecimiento de los informes de auditoría 36 hechas en el lugar incluyendo 8 en los campamentos saharauis."