.

El régimen marroquí acusa a Amnistía de hacer política y salir del marco de los DDHH.


Rabat.

El régimen marroquí acusó hoy a la organización Amnistía Internacional (AI) de hacer política y no respetar "el marco y la naturaleza de una organización de derechos humanos".
El gobierno reaccionaba así al último comunicado de la organización del pasado martes, en el que acusaba a las autoridades marroquíes de "perseguir a periodistas por hacer su trabajo, así como a activistas pacíficos", y de llevar a cabo una "campaña para acallar las voces disidentes, asustar a la gente y (llevarla) a la autocensura".

El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, dijo hoy en rueda de prensa que ese comunicado de Amnistía "carece de equilibrio y es un comunicado político", y recordó a la organización basada en Londres que "debe respetar el marco y la naturaleza de una organización pro derechos humanos".

Jalfi aseguró que el comunicado de Amnistía está lleno de "evaluaciones", y lamentó que la organización pase por alto los avances de Marruecos en el ámbito de los derechos humanos, concentrándose en aspectos "marginales" que acaban convirtiendo en lo principal.

El gobierno de Rabat y Amnistía están enzarzados en una agria polémica desde hace casi un año, sobre todo después de que en mayo Amnistía eligiese a Marruecos entre otros cuatro países más para presentar una campaña en la que se pedía el fin de la tortura.

Fuente : Efe.