.

El pueblo saharaui despide un año marcado por la confortación política.


Ross refutó toda la propaganda promovida por el régimen marroquí y los mercenarios y dijo que no iba a llevar las propuestas contra la voluntad del pueblo saharaui y su derecho a la libre determinación, el derecho que constituyó la base de la resolución judicial del conflicto que hoy en día ha durado demasiado, según el enviado de la ONU.
Creen Ross y los que están detrás de él, que Francia y España son obstáculo ante la solución del conflicto, por razones históricas y económicas: la primera tiene el poder de bloquear cualquier esfuerzo.
La última visita de Ross a la región fue diferente en sus formas: llegó a los campamentos como primera estación, sin ir a Rabat, Argel y Nuakchot. De allí, se encontró en su gira con el grupo de amigos del Sahara Occidental.


En su visita a Rabat, la respuesta de Marruecos a Ross se dejó en manos de la cuarto empleado en el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí. En la oportunidad, el enviado personal de Ban Ki-moon dejó una bomba de relojería, lo cual quedó demostrado con el resurgimiento de la crisis con Suecia y la respuesta histérica de Marruecos en la Asamblea General de la ONU, atacando a las Naciones Unidas y amenazado con rechazar lo que llamó cualquier aventura no es responsable de la “visión regional” y contra “propuestas surgidas de falsas percepciones alejadas de la realidad que se establecen dentro de las oficinas” que “solo pueden representar una amenaza para la situación en la región”.

En Rabat están seguros de una confrontación con Ross y las Naciones Unidas. El chantaje y la presión pueden ser en vano.
Los factores de confrontación entre Marruecos y la ONU (por presionar o quitar la confianza al enviado personal del secretario general) habían sido dejados de lado -a pesar de las Naciones Unidas y la comunidad internacional- cuando estalló la guerra Yemen. Pero la confrontación volvió a aparecer y se destaca por razones económicas, como la declaración de la empresa San Leon Energy sobre que hay cantidades de gas natural en el pozo de El Aaiún y de seguridad, a partir de informes del Departamento de Estado de los Estados Unidos.
En Suecia, Italia, Dinamarca, Noruega, Brasil y Chile las instituciones legislativas estudian la cuestión del reconocimiento del Estado saharaui. En Inglaterra no solo el reconocimiento del Sahara es la preocupación del régimen marroquí sino que preocupa lo que puede ser planteado por el gobierno en la sombra de liderado por Jerrmy Corbyn, antes de las elecciones a primer ministro. Por ello se produjo el anuncio de la decisión de despedir a Chrifa Jamala de la Embajada de Marruecos en Londres y reemplazarlo por Yasser Zannaki.


las últimas elecciones en Europa, con el ascenso de fuerzas nuevas izquierdistas (como en el Estado español, por ejemplo) sean un golpe fatal a las ambiciones de Rabat en el continente viejo.
Suecia no ha hecho menos que lo que están haciendo Argelia, Sudáfrica, Nigeria, Zimbabwe, Tanzania, Venezuela y Cuba en apoyo a nuestro pueblo y su lucha. Rabat, movilizó a su pueblo contra las embajadas de esos países, ¿Se atrevió a atacar a los Estados Unidos cuando presentó su borrador para ampliar las competencias de la Minurso? ¿O será que para enfrentarse con esas naciones decidieron comenzar por la más democrática?(+info ).

  • Marruecos : Una diplomacia sorprendente.
Tras la anulación del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos por explotar recursos saharauis sin consentimiento de los saharauis, el régimen marroquí, que quiere seguir beneficiándose de la explotación de los recursos saharauis, hace oídos sordos al Derecho Internacional y, una vez más, amenaza sutilmente a la UE y a sus estados miembro para presionarles a actuar a favor de sus intereses: El ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo, Mustafa Jalfi, ha expresado el rechazo de Rabat a la decisión del Tribunal de Luxemburgo.
  • Días después, el Parlamento Europeo aprobó en sesión plenaria en Estrasburgo una importante moción sobre la vigilancia y protección de los derechos humanos en el Sahara Occidental ocupado propuesta por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE / NGL) en el Parlamento Europeo.
La moción fue aprobada después de la votación de la resolución del Parlamento sobre el informe anual de 2014 sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo.

La pregunta que debemos hacernos como saharauis es: ¿qué intenciones subyacen al discurso formal de que necesitamos "profundizar" nuestras relaciones con Los Europeos?