.

Brutalidad policial marroquí en El Aaiún ocupado deja docenas de heridos a los que los hospitales marroquíes se niegan a darles tratamiento médico.

El Aaiún. - 23/01/2016 - El Confidencial Saharaui.

Una sucesión de manifestaciones por el aumento de desempleo, el expolio de los recursos naturales saharauis y por la libertad de los presos políticos saharauis aumenta la represión y violencia del régimen marroquí hacia los saharauis. El pasado 20 de Enero dejó una cifra de 12 heridos de los cuales 5 están en gravedad mientras que los servicios hospitalarios marroquíes se negaron a ofrecerles atención médica y tuvieron que ser trasladados en emergencia hasta la capital argelina empeorando su salud notablemente.

Fotos cedidas por EquipeMedia.
Las manifestaciones llevan desarrollándose desde el pasado 20 de Enero y ésta tarde llegó a su punto álgido cuando la Gendarmería marroquí tomó la ciudad y atacó brutalmente a los manifestantes pacíficos dejando un incontable número de heridos, que, hasta el momento aún no se han contabilizado. Entre los manifestantes agredidos se encontraban ancianos que tuvieron que ser transportados al hospital de la ciudad.
Según fuentes, se celebraron 2 manifestaciones simultáneas, una de ellas en apoyo y solidaridad con los desempleados saharauis que se encuentran en huelga de hambre, en contra de la expropiación de los recursos naturales del Sáhara Occidental debido al contrabando de arena y la discriminación que sufren los saharauis continuamente. La segunda manifestación albergó a más personas que se concentraron en la Avenida Smara exigiendo la libertad de los presos políticos saharauis, acabar con el expolio de los recursos naturales y gritos contra el régimen opresor.



Las fuerzas marroquíes entraron en acción como suelen hacerlo, con brutalidad y arrasando con todo. Dejando un número desconocido de heridos de los cuales forman parte de ellos ancianos que se encontraban en la manifestación en el momento de la agresión y que fueron atendidos más tarde. La cifra real de personas heridas no es concreta, fuentes declaran haber más de una docena de heridos. Los hospitales marroquíes tienen la orden de no ofrecer a los manifestantes heridos, servicios de atención médica. 



No es la primera vez que niegan atención médica a saharauis, el año pasado la activista Mahfuda Bamba Lefkir se le negó su trasladó a Argel para recibir tratamiento médico después de ser torturada, tras 40 días deteriorándose su salud, se le concedió el permiso. En el Hospital de Argel se descubrió que tenía un traumatismo grave la pierna izquierda y que corría el peligro de sufrir una gangrena lo que conllevaría la amputación total de su pierna.
Debido a la magnitud de las manifestaciones, las fuerzas marroquíes solo pudieron contener una de ellas, por lo que pidieron refuerzos y desde las 9 de la noche, en El Aaiún hay un masivo despliegue policial y de fuerzas de seguridad marroquíes que tienen sitiada la ciudad.