.

Arrestan en Guinea Bissau el terrorista mauritano que quiso matar a presidente.

Nouakchott.

El salafista mauritano Cheij uld Salek, condenado a muerte por tratar de atentar contra el presidente del país, Mohamed uld Abdel Aziz, fue arrestado en Guinea Bissau tras evadirse el pasado 31 de diciembre de una cárcel en Mauritania.
Según informó hoy a Efe una fuente policial que pidió el anonimato, Salek fue arrestado ayer "por las autoridades de Guinea Bissau, que lo extraditarán a Mauritania en breve".
El condenado desapareció de su celda en la cárcel de Nuakchot el pasado 31 de diciembre, dejando tras él un papel en el que estaba escrito "Jaled abul Abás", que es el alias del yihadista argelino Mojtar Belmojtar, líder del grupo extremista Al Murabitún, aliado de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).
La Policía mauritana publicó entonces fotos del fugitivo y difundió una orden de búsqueda y captura contra él en los medios de comunicación oficiales.
El primer arresto de Salek remonta a principios de febrero de 2011, después de su fracasada tentativa de inmolarse en un vehículo cargado de explosivos con el que querría matar al presidente mauritano.
Su tentativa fue desbaratada por una intervención de efectivos de la guardia presidencial tras destrozar su vehículo con un cohete RBG.

Otro miembro de AQMI y cómplice de Salek llamado, Sidi Mohamed con alias Zubeir, trato de inmolarse con un cinturón explosivo en esa tentativa tras ser rodeado por las fuerzas mauritanas.
Varios días después de la tentativa, las fuerzas mauritanas encontraron un segundo vehículo cargado de explosivos que fue abandonado por una avería, en una zona deshabitada en el sur del país.