.

Argelia detuvo o mató a 157 presuntos yihadistas durante 2015.

Un total de 157 presuntos yihadistas, entre ellos 10 jefes que entraron en grupos terroristas en 1994, fueron detenidos o muertos durante el año de 2015, según el balance anual difundido  por el Ejército argelino.

"Las distintas operaciones realizadas por las unidades del Ejército Nacional Popular y las fuerzas de seguridad, en el marco de la lucha contra el terrorismo, se saldaron con la neutralización (detención o muerte) de 157 terroristas, entre ellos diez jefes ", precisó la fuente en un comunicado. Según la nota, divulgada a través de la página web del Ministerio de Defensa, el Ejército se incautó, además, de 307 armas, entre ellos fusiles de asalto, pistolas, ametralladoras, lanzacohetes, escopetas y lanzagranadas.

Otros 1.279 artefactos explosivos, entre bombas de confección artesanal, granadas y cohetes, fueron también aprehendidos y 548 refugios y escondrijos de grupos terroristas fueron descubiertos y destruidos a lo largo del año. La actividad yihadista ha crecido en los últimos meses en diversas zonas de Argelia, país que en la década de los noventa vivió una de las peores ofensivas terroristas de radicales islámicos que causó más de 300.000 muertos.

Esta actividad radical violenta coincide con una creciente presencia de grupos radicales a lo largo de la porosa frontera que Argelia comparte con Túnez y Libia y Malí, convertida en centro de reunión, reclutamiento y acogida de radicales que pretenden sumarse a la organización yihadista Estado Islámico (EI).