.

Amnistía Internacional acusa al régimen marroquí de "calculado ataque contra libertad de expresión.

27-01-2016. EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

Amnistía internacional.

La rganización Amnistía Internacional (AI) criticó ayer el juicio que se abre hoy en Rabat contra siete periodistas y activistas de izquierda marroquíes, que calificó de "un calculado ataque contra la libertad de expresión".

En un comunicado, AI recuerda que los siete activistas serán juzgados por su supuesto intento de "minar la confianza de los marroquíes en sus instituciones", por haber participado en un programa financiado desde el extranjero para formarse en "periodismo ciudadano" mediante el uso de teléfonos de última generación.

El programa estaba ejecutado por la Asociación Marroquí de Periodismo de Investigación, a la que pertenecen cinco de los siete procesados, entre ellos Hicham Mansuri, recién salido de la cárcel tras cumplir una condena de diez meses de prisión por "adulterio".

AI considera "indignante" que se considere un atentado contra la seguridad del Estado el mero uso de usar tecnología telefónica para hacer periodismo y que cinco de los siete juzgados afronten penas de hasta cinco años de cárcel, por lo que pide que se retiren los cargos contra ellos.

Para la organización humanitaria, el caso que se abre hoy "es el último episodio de una escalada de ataques contra la libertad de expresión", en el que se inscribe la persecución contra el periodista Ali Anuzla, sobre el que pesan cargos de "apología del terrorismo" desde septiembre de 2013 sin que se haya fijado juicio.

La organización basada en Londres consideró que el Gobierno marroquí debe cesar una campaña que califica de "aplastar a las voces disidente y asustar a la gente (y empujarla) a la autocensura.