.

Al Qaeda en el Magreb Islámico amenaza a países africanos que participen con la ONU y Estados Unidos.

28-01-2016. EL CONFIDENCIAL SAHARAUI.

La Tribune; Diario mauritano.


Daesh ha lanzado una intensa campaña audiovisual compuesta por infografías, hashtags y quince vídeos para difundir sus habituales mensajes con el objetivo de provocar desertores en las filas de Al Qaeda.

En una entrevista publicada en enero por el sitio mauritano Al-Akhbar, unos días después de los atentados en Uagadugú, un dirigente de AQMI amenazó a los aliados de los "cruzados", en alusión a Burkina Faso, Chad, Togo, Senegal y Níger, que conforman las tropas de la ONU en Mali o que acogen contingentes franceses y estadounidenses.

La policía senegalesa anunció el lunes que durante el fin de semana realizó operaciones especiales "en un contexto de prevención y de respuesta a las amenazas terroristas", en las cuales 900 personas fueron detenidas.

"Se tomó en serio el alerta", dijo a la AFP una fuente de seguridad senegalesa, que declaró incluso que se estaban realizado simulacros de ataques, especialmente en torno a Dakar.

Desde el atentado del 15 de Enero en la capital de Burkina Faso, Uagadugú, un doble ataque contra un hotel y un restaurante, que dejó 30 muertos, la mayoría de ellos extranjeros, la seguridad en los hoteles de Senegal fue reforzada.

En Noviembre se registró el primer signo de alerta cuando una decena de personas, varios de ellos imanes islámicos, fueron detenidos acusados de tener afinidades con el grupo Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI). El funcionario dijo que fueron acusados de "hacer apología del terrorismo".


"Senegal sigue siendo un islote de estabilidad en un océano de inestabilidad". destacó Bakary Sambe, investigador sobre radicalización religiosa de la Universidad Gaston Berger de Saint-Louis, en el norte del país, en referencia a Mali y al grupo Boko Haram, que actúa en la cuenca del lago Chad, en el centro del continente.