.

Los centros clandestinos de detención y tortura de los servicios secretos marroquíes.

Los centros clandestinos de detención y tortura  de la DGED (también llamados black sites) son centros de detención o prisiones secretas operadas por la policia marroquí, generalmente ubicados fuera del las ciudades y pueblos, con poca o ninguna vigilancia política y pública.




 Puede referirse a las instalaciones que son controladas por la DGED  en la denominada «guerra contra el terrorismo» para detener a los activistas saharauis y opositores al régimen alauí, así como enemigos y terroristas. 

Según el informe de Amnistia Internacional publicado en febrero de 2015, el programa de rendición extraordinaria, que puso en marcha Marruecos para apresar a sospechosos de terrorismo y activistas saharauis y opositores incluso a altos mandos del ejército.
Uno de estos centros es el famoso Dar al-Muqri, según Diuri, había siete grados de torturas: el primero de ellos consistía en permanecer suspendido boca abajo durante horas. Los demás eran diferentes torturas generalmente practicadas con el detenido en esa posición, y el séptimo era la muerte. Era frecuente que en los interrogarorios de Dar al-Muqri participaran altos cargos de la seguridad del Estado como el famoso ministro del Interior Al Basri y el Khalfi y Hamouchi o el comandante general actual del las fuerzas armadas, el general Arroub.

En los centros clandestinos de los servicios de espionaje y policiacos en Marruecos, tanto los presos saharauis como del resto de nacionalidades viven en condiciones totalmente infrahumanas, sufren continuas vulneraciones de sus derechos y libertades fundamentales, no se respeta la presunción de inocencia, se hace un excesivo abuso de la prisión preventiva..e.t.c 



Nuestro objetivo es denunciar el trato degradante, la indefensión y la inseguridad física y jurídica que los presos sufren, siempre desde el respeto, con el propósito de que se empiece a cambiar.