.

Las revelaciones de Chris Coleman reanudan las investigaciones contra funcionarios de las Naciones Unidas.

La Oficina de Control Interno de la ONU se ha hecho cargo de la investigación sobre el director de operaciones de campo de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Anders Kompass, acusado de espionaje para Marruecos, informó el domingo un diario Saharaui basándose en la información revelada por "fuente diplomática en la ONU.

21|12|2015

Os revelamos el artículo en exclusiva más abajo..


Los investigadores han reanudado una investigación que se inició unos meses antes en la participación de Kompass en la divulgación de información confidencial al embajador de Marruecos en Ginebra Omar Hilale sobre las actividades de las Naciones Unidas para fortalecer el respeto por los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Cabe recordar que el ciber-activista Chris Coleman reveló en octubre de 2014 los planes diseñados por Hilale embajador marroqui  para abortar las iniciativas para prorrogar el mandato de la MINURSO para supervisar e informar sobre los derechos humanos en el Sahara Occidental.



La documentación revelada describe cómo el embajador de Marruecos en Ginebra Omar Hilale reclutó funcionarios del ACNUDH en Ginebra a favores para influir en las decisiones de la Comisionada sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y para obtener Información sobre las actividades del Frente Polisario  en Europa.

Por otra parte, indica un documento confidencial clasificado, que Anders Kompass procuró que la contribución del ACNUDH en el informe del Secretario General de la ONU sobre el Sáhara Occidental sea favorable a Marruecos, neutralizó la acción del tunecino Frej Fennich, Jefe de la sección de Oriente Medio y Africa del Norte del ACNUDH, al que el diplomático marroquí tachaba de demasiado hostil a los intereses de Marruecos, e interfirió en las discusiones entre Pillay y el Sr. Christopher Ross para evitar todo compromiso de la Sra Pillay en el tema de la ampliación del mandato de la MINURSO a los derechos humanos o sobre la creación de un mecanismo de vigilancia independiente en el Sáhara Occidental.
El pasado abril, el diario británico The Guardian reveló que la ONU había despedido a Anders Kompass tras la divulgación de un informe confidencial acusando a las fuerzas de paz francesas que operan en la República Centroafricana de violación de menores. Kompass había facilitado una copia del informe a las autoridades francesas.

Marruecos parece haber utilizado uno de los softwares de control de ordenadores de Hacking Team para espiar las actividades de la ONU relativas a la cuestión del Sáhara Occidental, informa la agencia arso.