.

Argelia cierra las fronteras con Libia y Mali y moviliza a 50.000 soldados.

INTERNACIONAL | 2015-12-03/ 08:58:00
POR: REDACCIÓN EFE
Argelia ha cerrado sus fronteras con Libia y Malí tras los ataque lanzado por presuntos yihadistas contra el hotel Radisson Blu en Bamako, y la base militar estadounidense  en el que murieron 26 personas, y ha puesto en alerta a más de 50.000 soldados, informó el diario local en árabe Al Jabar.
El rotativo, que cita fuentes de seguridad, indicó que la decisión fue tomada por los altos responsables militares con el fin impedir cualquiera infiltración de presuntos terroristas en el territorio argelino, aunque ninguna fuente oficial lo ha confirmado.
Además, la autoridades argelinas intensificaron la seguridad en la ciudad meridional de Adrar (a 1.520 kilómetros al sur de Argel) y levantaron una valla de seguridad alrededor de los lugares donde viven y trabajan varios ciudadanos chinos y franceses.
Según Al Jabar, el objetivo es frenar la infiltración de presuntos terroristas desde la ciudad de Borj Bayi Mojtar fronteriza con Malí, añadió el diario.
El Jefe de Estado Mayor del Ejército argelino, el general, Ahmed Gaid Saleh, ordenó, asimismo, intensificar de las medidas de seguridad en las fronteras terrestres de Argelia.
Cerca de 50.000 militares argelinos se han puesto en estado de alerta en las fronteras del país con Libia y Malí, agregó el medio.
Las áreas del sur de Argelia, el país más grande del continente africano, y en particular las próximas a las fronteras con Túnez, Libia y Malí, se han convertido en una de las principales zonas de tráfico de armas, reclutamiento y acogida de radicales que pretenden sumarse al EI en Siria e Irak o regresan de combatir allí.