.

Ross llega a Argel en el inicio de una gira regional para desbloquear el diálogo sobre el Sahara.

  • El enviado especial de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental, Christopher Ross, llegó hoy a Argelia.
  • El Presidente de la República, Abdelaziz Bouteflika, recibió, ayer en Argel, al Presidente de la República árabe saharaui democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, secretario general del Frente Polisario.

Última actualización ,23noviembre 2015 / 12:30 

El enviado especial de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental, Christopher Ross, llegó hoy a Argelia en el inicio de una gira regional cuya meta es convencer a Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) de la necesidad de que se reanude la negociación de paz.
Según la agencia estatal de noticias APS, Ross fue recibido esta mañana en la sede de la cancillería por el ministro argelino de Asuntos Magrebíes, de la Unión Africana y de la Liga Árabe, Abdelkader Mesahel.
La gira se produce en un momento en el se repiten los llamamientos del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a reactivar las negociaciones entre las dos partes en conflicto para lograr una solución de acuerdo con las resoluciones de la ONU pertinentes.
El proceso saharaui lleva años estancado debido a las posiciones encontradas que mantienen ambas partes del conflicto: mientras que la RASD reclama celebrar un referéndum de autodeterminación, Rabat se opone frontalmente a esta opción y propone otorgar más autonomía a la antigua colonia española, pero siempre bajo soberanía marroquí.
El Presidente de la República, Abdelaziz Bouteflika, recibió, ayer en Argel, al Presidente de la República árabe saharaui democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, secretario general del Frente Polisario.
Presenciaron la audiencia, el ministro de Estado, director de gabinete en la presidencia de la República, Ahmed Ouyahia, el ministro de Estado, ministro de los Asuntos exteriores y de la Cooperacion internacional, Ramtane Lamamra, el vice-ministro de la Defensa nacional, jefe del estado-mayor del Ejército nacional popular, teniente-general Ahmed Gaid Salah, y Abdelkader Messahel, ministro de los Asuntos magrebíes, de la Unión africana y de la Liga árabe.