.

Amnistía Internacional pide a Rajoy que suspenda la cooperación con Marruecos en el control migratorio.

  • Amnistía Internacional (AI) publicó este martes un informe sobre los refugiados que llegan a Europa, titulado ‘Miedo y vallas’, en el que hace una serie de recomendaciones al Ejecutivo que preside Mariano Rajoy, y las centra en las relaciones con el régimen de Rabat y el control de las fronteras de Ceuta y Melilla.

Última actualización ,17 noviembre 2015 / 18:00h     

La organización humanitaria emplaza a La Moncloa a “suspender la cooperación con Marruecos en materia de control migratorio, incluido el acuerdo de readmisión de ciudadanos de terceros países, y dejar de devolver a Marruecos a personas de terceros países hasta que ese país respete plenamente los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo”.
AI reclama que se detenga “la práctica de expulsar sumariamente a Marruecos a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas”, y que se derogue o reforme la ley para regular con precisión los “rechazos” en la frontera de Ceuta y Melilla, “que deberán llevarse a cabo con las debidas salvaguardias para evitar las devoluciones y las expulsiones colectivas de España a Marruecos".

SALVAGUARDIAS

Según Amnistía, el Gobierno tiene que revisar íntegra y exhaustivamente los procedimientos operativos relacionados con el control migratorio, para garantizar la existencia y aplicación efectiva de salvaguardias que protejan los derechos humanos de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas, tal como exige el derecho internacional.
En su paquete de recomendaciones al Gobierno español, AI también pide que garantice que las personas necesitadas de protección internacional tengan acceso al territorio español, por Ceuta y Melilla o por cualquier otro lugar.

También pide que se renegocie el acuerdo de readmisión con Marruecos y que se reforme para que incluya salvaguardias de derechos humanos acordes a las obligaciones contraídas por España y Marruecos en virtud del derecho internacional.
Amnistía cree que deben investigarse las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas contra personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas; levantarse de inmediato las restricciones impuestas a la libertad de circulación de los solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla y permitir que dichos solicitantes de asilo viajen libremente por el país.