.

Marruecos expulsa a Human Rights Watch del país , HRW rechaza

Rabat - El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno Mustapha Khalfi acusa a  Human Rights Watch (HRW) sobre sus informes sobre Marruecos y el sahara occidental, que según él "carecen de neutralidad."
En un artículo publicado el viernes en el Wall Street Journal, Mustapha Khalfi condenó la "absoluta falta de neutralidad y objetividad" de los informes de HRW y el "proceso de socavar" sus equipos se han llevado a cabo regularmente en Marruecos desde hace varios años, recalca el Ministro .
"Como Estado soberano, Marruecos no podrá, bajo ninguna circunstancia, tolerar esta situación, a falta de una aclaración adecuada" Khalfi subrayó. Y añadió: "Las autoridades marroquíes permanecerán derecho a suspender su cooperación con esta ONG," sin "una aclaración adecuada".
Señaló que, como es el caso de todas las organizaciones de Derechos Humanos, Marruecos no ha escatimado esfuerzos para tener relaciones constructivas con HRW. Mientras tanto, la organización ha adoptado una política de "empañar la imagen de las instituciones del Reino y los logros democráticos sobre la base de los pre-juicios", dijo el Ministro.
Portavoz del Gobierno, que cree que los investigadores de HRW han rodeado de "personas conocidas que tienen agendas personales", dijo la organización debe detener todas sus actividades en Marruecos, hasta la próxima reunión del Gobierno marroquí con el Director Ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.
Human Rights Watch (HRW) rechaza que el Gobierno de Marruecos  le haya pedido suspender sus actividades en el país .

HRW apunta que la suspensión de sus actividades exigida por el gobierno marroquí se produce después de la expulsión del país, el pasado mes de junio, de dos miembros de Amnistía Internacional, y en un contexto de restricciones impuestas a las organizaciones locales de derechos humanos, entre las que destaca la Asociación marroquí de Derechos Humanos (AMDH).