.

Arabia Saudi impide el reconocimiento de la RASD por parte de Suecia.

El gobierno Sueco se vió en la obligación de retomar la colaboración con los saudíes luego de las presiones de los inversionistas en una carta dirigida al ministro.
Fuentes bien informadas revelaron que Arabia Saudi tuvo un papel importante en la reciente crisis que estalló entre Marruecos y Suecia después de que este último esté dispuesto a reconocer el Sáhara Occidental como un estado independiente.

Las mismas fuentes señalaron que Arabia Saudi ha intervenido directamente con el fin de abortar cualquier decisión del gobierno Sueco al reconocimiento de la RASD que puede perjudicar los intereses de su aliado estratégico en el norte de África, ¨Marruecos¨ .
Las relaciones diplomáticas entre Suecia y Arabia Saudita comenzaron a entorpecerse luego de que el gobierno de Löfven tardara en dar a conocer si el convenio de cooperación militar entre ambos países se postergaría o no. Un acuerdo que fue firmado en 2005, por el gobierno socialdemócrata de ese entonces, por otra parte Suecia critica de forma continua la situación de los Derechos Humanos en ese país del golfo pérsico.

Desde entonces, y hasta el pasado Abril, que se van entibiando las relaciones entre los saudíes y los suecos se han mantenido tensas, no obstante, la ministra Wallström no se arrepintió de sus declaraciones. Sin embargo, y a pesar de que se ha apreciado una moderación en las declaraciones de la canciller respecto al tema, Wallström dijo en repetidas ocasiones en Agenda que su gobierno no se ha disculpado, pero lo que no se sabe, a ciencia cierta, es qué fue lo que contribuyó más al descongelamiento de las relaciones. Si la ayuda del rey sueco –que en realidad no debe inmiscuirse en asuntos de Estado, pero que tal vez haya podido mediar «de rey a rey» con su colega saudí 

El Parlamento sueco aprobó en 2012 una resolución para reconocer como Estado al Sáhara Occidental con los votos de la entonces oposición de izquierda -socialdemócratas incluidos- y de Demócratas de Suecia, una formación de Corte xenófoba a la que el resto de partidos del Parlamento hace el vacío, El Partido Socialdemócrata había votado ese mismo año en su congreso una moción favorable al reconocimiento.

Una delegación de partidos de la izquierda marroquí ha viajado a Estocolmo para presionar al Partido Socialdemócrata sueco y que no concrete el posible reconocimiento de la RASD, que sería el primero en Europa, mientras la defensora de Derechos Humanos y presidente de CODESA, Aminetu Haidar,  ha viajado el pasado 15 de octubre a Estocolmo para explicar el deterioro de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.