.

Antecedentes de la unidad nacional saharaui. Una admirable y heroica lucha.

Insurrección independentista en el Sáhara español. (1956-1958)
En Octubre de 1956, el Ejército de Liberación Nacional Marroquí (ALN) comenzó a infiltrar grupos armados en el Sáhara Español con la excusa de atacar a los puestos fronterizos del ejército francés en Mauritania. A mitad de 1957 su campo de acción se expandió hasta la colonia española, aproximadamente 2.500 combatientes.
En ese momento para la estrategia marroquí, el Sáhara Español era una prioridad secundaria y la utilizaban a su favor para desviar la atención del mando español del objetivo principal: la región de Ifni.
Las fuerzas marroquíes que fracasaron al atacar Ifni, iniciaron hostilidades en el Sáhara Español atacando la ciudad de El Aaiún el día 26 de noviembre de 1957 en la estación de Telata. Desde entonces y hasta el 23 de diciembre se sucedieron los intentos de asalto a la capital saharaui sin éxito alguno.


España cede Tarfaya a Marruecos. (1958)
A partir del 10 de febrero de 1958, España y Francia desplegaron conjuntamente y de forma simultánea las ofensivas: "Operación Teide", que movilizó a 10.000 soldados y 100 aviones españoles, y la "Operación Ecouvillon", que movilizó a 5.000 hombres y 70 aviones franceses. Dos semanas más tarde, los ejércitos europeos habían aplastado la insurrección, y "la paz y el orden" coloniales reinaron nuevamente en el Sáhara Español y territorios colindantes de Mauritania y Marruecos. Finalmente, el día 1 de abril de 1958, España cedió a Marruecos la zona saharaui de Tarfaya a cambio de que el Reino marroquí en el futuro no se volvería a alterar la paz en la región sahariana.

Evolución social y económica del Sáhara español. (1960-1970)
Tras la derrota de la insurrección de 1958, el gobierno español aplicó severas represalias contra la población saharaui y forzó a millares de familias a buscar refugio en los territorios limítrofes de Marruecos, Argelia y Mauritania.
Los acontecimientos del año 58 hicieron que el gobierno de Madrid se ocupase más de su lejana colonia. A lo largo de los años 60 se fue dando un proceso de cambios económicos y sociales en el Sáhara Español. En 1963 se realizaron fuertes inversiones en los yacimientos de fosfatos de Bu-Craá, esto estimuló la actividad económica de la colonia y modificó las costumbres de la población autóctona. Con la urbanización y el abandono progresivo de la vida nómada, comenzando a formarse una conciencia nacional saharaui.
Durante la década de los años 60, una nueva generación de independentistas, nacida de las experiencias y fracasos anteriores. impulsó un nacionalismo renovador, basado en la conciencia nacional y fundamentado en argumentos políticos. 
En noviembre de 1960, la Asamblea General de la ONU, en su decimoquinto período de sesiones, aprobó la Resolución 1514 sobre el proceso de descolonización de las regiones coloniales que todavía subsistían en el mundo. El Comité Especial encargado de aplicar dicha resolución, confeccionó una lista de territorios a ser descolonizados, entre los cuales figuraba el Sáhara Occidental.
En 1966, el Comité Especial pidió a España que crease condiciones para realizar un referéndum en el Sáhara, para que la población autóctona pudiera expresarse libremente sobre su futuro.El gobierno madrileño aceptó la solicitud, pero lo que hizo fue transformar el Sáhara en una "provincia" española introduciendo reformas en el régimen jurídico y administrativo de la colonia y creando la Asamblea General del Sáhara (la Yemáa). Fue así como el franquismo desperdició la oportunidad de proporcionarle a los saharauis su independencia.

En 1968, un intelectual saharaui, Mohamed Sidi Ibrahim "Bassiri", fundó el Movimiento de Liberación del Sáhara -MLS- para reivindicar pacíficamente la independencia del Sáhara Occidental. En breve tiempo, el movimiento reunió en sus filas a más cientos de militantes entre obreros y empleados de la industria, funcionarios de la administración colonial, estudiantes, suboficiales y soldados de las tropas indígenas.   

Antecedentes históricos de la fundación del Frente Polisario. (1970-1973)
Como las presiones internacionales, el gobierno de Madrid y el gobernador del Sáhara idearon y organizaron en 1970 una actividad política en El Aaiún con fines propagandísticos para influir en la opinión pública internacional. Dicha actividad consistó en una manifestación mediante la cual la población saharaui mostraría su adhesión al Estado español. Llamaron a periodistas y observadores para que fuesen testigos del suceso, pero el Movimiento de Liberación del Sáhara convocó a sus militantes y simpatizantes a una manifestación paralela para revertir la maniobra colonialista. En la mañana del 17 de junio de 1970, el día de la manifestación propagandística, unos grupos se concentraron frente a la sede del Gobierno, mientras que una multitud mayoritaria llenaba una plaza gritando consignas independentistas. Por la tarde, la Legión Española abrió fuego contra la multitud causando numerosos muertos y heridos. Esa noche se desató una cacería de dirigentes y militantes del MLS; centenares fueron detenidos; algunos desaparecieron, incluido el propio líder "Basiri". Esta acción represiva acabó para siempre con los proyectos de "hermanamiento" entre españoles y saharauis.



Como consecuencia de la represión, la militancia nacionalista se dispersó por temor y muchos de sus integrantes se refugiaron en los países vecinos, donde encontraron ayuda de las comunidades saharauis allí residentes y se reorganizaron. En 1971 de nuevo empezaron a formarse grupos nacionalistas en las ciudades de Zuerat, Tantán y Rabat. Fue precisamente en Rabat donde surgió un núcleo muy activo de estudiantes universitarios, entre los cuales se destacaba El Uali Mustafa Sayed. Este núcleo, a lo largo de 1972, promovió encuentros entre los diversos agrupamientos saharauis dispersos por Marruecos, Argelia y Mauritania.

El Frente Polisario, ideología política y campo de acción. (1973)
En Enero de 1973 se multiplicaron los encuentros de estos grupos y fortalecieron su coordinación. De esta manera, a finales de Abril de 1973 se inauguró una conferencia cuyas sesiones se llevaron a cabo de forma intermitente y en distintos lugares del desierto para despistar al servicio de inteligencia franquista. En estas sesiones se decidió crear una organización político-militar para luchar por la independencia. El día 10 de mayo de 1973 en Zuerat, la conferencia culminó sus actividades fundando el Frente Popular de Liberación de Saguia El Hamra y Río de Oro - Frente Polisario.

El Frente Polisario es un movimiento de liberación nacional democrático y anticolonialista. Esta organización reúne a todos los sectores y personalidades más progresistas de la sociedad saharaui, donde quiera que estén: exilio, regiones liberadas o bajo ocupación marroquí.
Sus principales objetivos son la independencia total del Sáhara Occidental y la construcción de un Estado moderno en el contexto de una integración regional magrebí. En el plano internacional, el Frente Polisario defiende la creación de un Estado palestino, la unidad del mundo árabe y la eliminación de toda forma de colonialismo en África.

La guerra de liberación nacional contra España. (1973-1974)
El 20 de mayo de 1973, diez días después de su fundación, el Frente Polisario llevó a cabo su primera acción armada contra el colonialismo hispano. El objetivo fue el puesto policial de El Janga. Este operativo marcó el inicio de una guerra que en breve sobrepasó la capacidad de control de la administración española del territorio saharaui. Las acciones posteriores acrecentaron el prestigio del Frente Polisario entre la población saharaui y los soldados nativos encuadrados en el ejército colonial. 


1974 fue un año clave para el fortalecimiento del Ejército de Liberación; por un lado multiplicó sus acciones de combate e intensificó su campaña política para ganar simpatizantes entre los soldados saharauis del ejército adversario colonial. Por otro lado, comenzó a recibir armas de Libia y de Argelia.

España ante la descolonización. (1974-1975)
Ante la ofensiva saharaui, el gobierno español trató de ganar tiempo para crear las bases sobre las cuales erigir un futuro gobierno saharaui "independiente", que garantizase los intereses económicos españoles. El 20 de agosto de 1974, el régimen franquista mandó una nota al Secretario General de la ONU anunciando la intención de celebrar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara durante el primer semestre de 1975. Al mismo tiempo impulsó la formación de un partido político fiel a los intereses de España denominado "Partido de Unión Nacional Saharaui" PUNS.

Fundación del Frente Polisario. (1975)
Durante el año 1975, varias patrullas de militares saharauis se pasaron al Frente Polisario con vehículos y armamento. A lo largo de ese año el Ejército de Liberación tomó bajo su control numerosos puestos de los españoles y siguió confiar su seguridad a la inmensidad del desierto.
Tras dos años y medio de guerra, el Frente Polisario coronó sus esfuerzos político-militares con la realización, el 12 de octubre de 1975, de la Convención para la Unidad Nacional, en la localidad de Ain Ben Tili. Para entonces ya existía un acuerdo entre España y el reino de Marruecos para la entrega del territorio saharaui.


A la convocatoria del Frente Polisario acudieron personalidades de todas las fuerzas políticas partidarias de la independencia: representantes, miembros de la Yemáa y algunos dirigentes del PUNS. Todos ellos, al mando y bajo la presidencia de El Uali Mustafa Sayed, proclamaron la unión del pueblo en torno al programa y las estructuras del Frente Polisario con el objetivo de alcanzar la independencia y defender la integridad territorial del Sáhara. En su programa acordaban: 

Liberar la nación de todas las formas de colonialismo y alcanzar una independencia completa.
Edificar un régimen republicano nacional con participación activa y efectiva de la población.
- Construir una auténtica unidad nacional.
Crear una economía nacional basada en el desarrollo agropecuario e industrial, la nacionalización de los recursos mineros y protección de los recursos marinos.
Garantizar las libertades fundamentales de los ciudadanos.
Distribuir de forma justa las riquezas y eliminar desequilibrios.
Anular toda forma de explotación.
Garantizar la vivienda a todo el pueblo.
Restablecer los derechos sociales y políticos de la mujer.
Establecer la enseñanza gratuita y obligatoria en todos los niveles y para toda la población.
Combatir las enfermedades, construir hospitales y ofrecer atención médica gratuita.

El 12 de Octubre de 2015, en su 42º aniversario, la lucha continúa. ¡Sáhara Libre!