.

Marruecos declara que la presencia del Polisario en Mheiriz es una provocación.

Mustafa al Jalfi. 
El Gobierno marroquí consideró una "provocación" y una "violación del alto el fuego" la presencia de la Región Militar del Ejército Nacional de Liberación del Frente Polisario en Mheiriz en la zona saharaui del extremo este del Sáhara Occidental, que quedó fuera de los muros de la vergüenza del régimen marroquí en los años 80 con dos millones de minas anti-persona colocadas. La presencia del Polisario en esa zona no es de hoy, si no desde que se firmó el alto el fuego a principios de la década de los 90.


Hoy en la rueda de prensa semanal, el Ministro de Comunicación marroquí, Mustafa al Jalfi, consideró que la presencia de fuerzas del Polisario en esa zona desde hace varios días constituye un "comportamiento agresivo" inaceptable para el régimen de Marruecos. Ese extremo al este del territorio saharaui es lo que llama el Polisario "una zona liberada", mientras que Marruecos lo considera "zona tampón" y no es raro que las fuerzas saharauis lo visiten desde su cuartel de la cuarta región , que está a 4 kilómetros del muro acompañando a periodistas y a observadores internacionales.

Las palabras de Jalfi se producen en medio de una gira del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross.

Según fuentes diplomáticas, Marruecos se encuentra bajo presión por la comunidad internacional y está en situación  de embriaguez  y la última provocación es un papel para intoxicar la opinión internacional. La ONU esta observando la situación y es evidente que no hay voluntad en el Consejo de Seguridad de la ONU en resolver este conflicto, por las presiones de Francia, un gran aliado de Marruecos.

Los saharauis llevan 40 años esperando un referéndum de autodeterminación. El Gobierno español de la dictadura de Franco se comprometió a celebrarlo en la primavera de 1975, algo a lo que Marruecos se opuso radicalmente. Después llegó el arbitraje de La Haya, los acuerdos tripartitos de Madrid, la guerra y finalmente, el alto el fuego. La misión de la ONU pregonaba la celebración de un referéndum de autodeterminación y la promesa de que éste tendría lugar en Enero de 1992. Sin embargo, a día de hoy el conflicto sigue paralizado y los saharauis sin su territorio.