.

La perspectiva estadounidense sobre el conflicto saharaui

La política exterior de Estados Unidos con respecto al Sáhara occidental se caracteriza por la tensión entre el apoyo formal al principio de la autodeterminación y a la defensa de los derechos humanos en general, por un lado, y el intento de salvaguardar los intereses de su principal aliado en la región , Marruecos, por otra. La tensión alrededor de dichos objetivos afloró con diferente intensidad durante el reinado de Hasán II, que finaliza en 1999.
John Kerry
En general se puede afirmar que a pesar de algu­nas acciones puntuales, la política norteamericana se caracterizó por su falta de apoyo a la aplicación del principio de la autodeterminación al favorecer a una de las partes en el conflicto (Marruecos), y por la ausencia de presiones sobre Marruecos para que pusiera fin a las violaciones sistemáticas de los derechos civiles y políticos en el Sáhara ocupado.
"el cálculo" de EEUU y Francia sobre el conflicto del Sahara Occidental es "absurdo", porque "dejar que se pudra" propiciará la formación de grupos islamistas radicales y desestabilizará la zona.
Este "cálculo en términos políticos y de seguridad" es "equivocado" y "peligroso", Argelia ha rechazado la postura de Estados Unidos y Francia, que, a su juicio, "consideran peligroso tener en la frontera con Marruecos un estado que sería más débil, en términos de control militar, con las fuerzas islámicas de Mali y los otros países". No cuestionando la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental tratan, ha agregado, de "estabilizar a Marruecos como frontera con Europa".
Sin embargo, un diplomático del Polisario dijo:, "dejando que se pudra la situación, se crea más terrorismo que tratando de arreglarla",y asi pueden intervenir en la zona , "Dejar que se multipliquen las situaciones de represión, tortura o negación de un mínimo de derechos es una manera de marginar a la población" saharaui y de originar "unas condiciones" para que se creen "grupos que van a radicalizarse (según EEUU), y desestabilizar la zona", ha destacado el diplomático saharaui .
El forense Paco Etxeberria de la universidad del país vasco  , ha recordado por su parte el trabajo de exhumación de cuerpos de cinco fosas comunes llevado a cabo en los últimos tres años, como continuación a los informes e investigaciones del Instituto Hegoa , Ha proclamado que "tarde o temprano Marruecos tendrá que reconocer internacionalmente la existencia de fosas comunes en su territorio" y no podrá perpetuarse en la idea de negar" esta realidad.