.

Suiza acepta la membresía del Polisario en la Convención de Ginebra.

El pasado 23 de Junio de 2015, Suiza recibió una petición del Polisario para que se adhiera a la Convención de Ginebra de 1949 sobre la protección de los civiles en tiempos de guerra. Tres días más tarde, el 26 de Junio, el Consejo Federal Suizo, aceptó su petición. Marruecos, enfurecido, impugna la decisión del Consejo Federal Suizo.


"De conformidad con el artículo 96.3 del Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales (Protocolo I), de 8 de junio de 1977. El Frente POLISARIO, como autoridad representativa del pueblo Sáhara Occidental luchando por su derecho a disponer de sí mismo, declara su compromiso de aplicar los Convenios de Ginebra de 1949 y el Protocolo I en el conflicto entre el Reino de Marruecos.'' dice así un documento firmado el 26 de junio por el gobierno suizo y ratificado por otros países miembros de la convención.

PINCHAR AQUÍ PARA VER:


El desacuerdo de Marruecos, deja en evidencia el miedo que tiene al temer que el Polisario sea valorado en el derecho internacional al ser aceptado y cree que Suiza hará sesgo en el movimiento de liberación. Por ello el ministro marroquí de Asuntos Exteriores se expresó diciendo ''Marruecos rechaza esta afirmación, considerándola nula y sin efecto ninguno.'' En cambio, el gobierno de Suiza declaró que es imparcial en este asunto y que la admisión del Polisario en la convención, en términos jurídicos, no contempla la valoración del Polisario. "Oficialmente, esto no implica valoración, porque la tarea de Suiza es solo para verificar formalmente que la declaración fue presentada de una manera consistente. En segunda instancia, yo diría que, en el nivel del discurso político, no hay valoración.'' reconoce la profesora de Derecho Internacional en la Universidad de Basilea, Anne Peters.



                         (PINCHAR PARA VER)
Como era de esperar, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, Salaheddine Mezouar envió una carta de protesta nada diplomática al ex presidente de Suiza y ahora encargado del Departamento de Asuntos Exteriores, Didier Burkhalter en el que decía "El Gobierno de Marruecos ha observado con asombro el acercamiento de Suiza al conflicto del Sáhara Occidental y considera que el depositario ha excedido seriamente sus prerrogativas.'' aseguraba el ministro marroquí en su carta.

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí dijo que también estaba sorprendido por el momento de la decisión de Berna, ya que la región no conoce todos los conflictos armados y a la conclusión de alto el fuego en septiembre de 1991 entre el reino y el Polisario bajo el amparo de las Naciones Unidas.




Mezouar, en su empeño sin éxito de convencer a las autoridades suizas, añade en la carta que el Polisario no es el único representante de los saharauis, refiriéndose al movimiento opositor al Frente Polisario, Khat Achahid. También en otro fracaso ridículo, pretende desequilibrar el proceso de conversaciones sobre la cuestión del Sáhara Occidental llegando a culparlo de tráfico de personas en Tinduf.

Con los reconocimientos del Polisario en los Convenios de Ginebra, mejora su estado considerablemente. A partir de ahora aparecerá como único representante oficial de la población del Sáhara Occidental y su derecho a la libre determinación. Esto es lo que los saharauis exigían desde hace décadas en la ONU, pero el referéndum sigue bloqueado intencionadamente por Marruecos.

''Ahora el Polisario tendrá mejores argumentos para defender la necesidad de una votación sobre el futuro del territorio. Esto es importante, por ejemplo para la determinación de las personas con derecho a voto.'' Comentaba Anne Petters.