.

Finaliza la 12º Conferencia General de los máximos dirigentes de la RASD.

La Secretaría Nacional dió por concluida ayer miércoles 13 la reunión de los máximos dirigentes de la República Árabe Saharaui Democrática. Liderada por el presidente de la república y Secretario General Mohamed Abdelaziz celebrada los días 12 y 13 de Agosto de 2015.
En ella se debatió sobre el informe emitido por la Oficina de Secretaría, en el que destaca las diversas áreas del quehacer nacional, centrándose en la política regulatoria, la defensa nacional, el levantamiento de la independencia, la acción exterior y el papel de la paz de las Naciones Unidas de África en el Sáhara Occidental.

La reunión fue inaugurada por el presidente de la república. En primer lugar destacó la importancia de la sesión y las circunstancias que la mantienen. Asimismo brindó por los 40 años desde la proclamación de la Unidad Nacional, liderada por el Frente Popular para la liberación del Río de Oro y Saguia al Hamra y también por los cuarenta años de una admirable lucha heroica y por un sacrificio y esfuerzo continuo por la libertad y la independencia.

Los dirigentes mostraron su severa condena e indignación por el continuo estado de la ocupación marroquí y el bloqueo de los esfuerzos por una solución pacífica. La Secretaría Nacional instó al Consejo de Seguridad de la ONU a poner fin a la actual situación de estancamiento de la causa y activar el proceso de descolonización y fijar una fecha para un referéndum para que el pueblo saharaui decida su futuro democráticamente. 

La Secretaría Nacional mostró su absoluta disposición para cooperar con los esfuerzos de las Naciones Unidas, que se rige por el marco de la cooperación diplomática y el Plan Africano de Internacionalismo firmado en el año 1991, en todo lo que necesite la misión de la MINURSO en la organización de un referéndum de autodeterminación, la independencia, la libertad de movimiento y comunicación con la población de los territorios ocupados.

También expresaron su firme orgullo y satisfacción por el pueblo saharaui y la resistencia en los territorios ocupados, el sur de Marruecos y ciudades universitarias en el rostro de la barbarie y la arrogancia del estado de ocupación marroquí. Subrayó que la comunidad internacional tiene la responsabilidad de trabajar duro para poner fin a sus prácticas represivas, y la creación de un mecanismo de la ONU para la protección de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, su supervisión y presentación de informes, haciendo hincapié en la necesidad de liberar a los detenidos Gdeim Izik, las víctimas de la corte militar marroquí, y todos los presos políticos saharauis, dando así a conocer el destino de los 651 desaparecidos desde la invasión militar marroquí del desierto del Sáhara Occidental el 31 de octubre 1975.

En lo referido a política exterior, la Secretaría Nacional congratuló al Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo por sus medidas alentadoras en relación a los recursos interpuestos por el Frente Polisario, en nombre del pueblo saharaui en contra de la venta de los productos pesqueros y agrícolas entre Marruecos y la Convención de la Unión Europea. En este sentido, varios dirigentes saharauis fueron a la sede de la Unión Europea para instarle a cancelar el acuerdo de pesca con el Reino de Marruecos, y que se abstenga de firmar cualquier acuerdo en cualquier área que tenga relación con este tema, porque permitirlo, sería una violación flagrante del derecho internacional, contrariamente a las afirmaciones de la Unión Europea en apoyar los esfuerzos de una solución justa basada en el respeto de las resoluciones de las Naciones Unidas.

El Frente Polisario denunció las políticas de expansión del Reino Marroquí por las que emplea continuas agresiones, producción y exportación de drogas, apoyar, fomentar y financiar las bandas del crimen organizado y los grupos terroristas en la región.

Finalmente la Secretaría Nacional expresó su profunda gratitud y aprecio por el apoyo y asistencia que goza la causa saharaui y de la presencia de amistad en todo el mundo, alabando en particular la posición de su vecina Argelia, bajo el liderazgo de su excelente presidente, Abdelaziz Bouteflika. También elogió la posición de la Unión Africana en el conflicto, el socio de las Naciones Unidas en el plan de paz para resolver el conflicto, Christopher Ross, una posición que hace hincapié en la necesidad de acelerar la descolonización del Sáhara Occidental y la protección de la condición jurídica y los recursos naturales.