.

La Internacional Socialista pide más atención al conflicto del Sáhara.

Un informe de la Internacional Socialista dirigido por el representante del PSOE Juan Antonio Yáñez Barnuevo pide más atención de la comunidad internacional en la búsqueda de una solución al histórico contencioso del Sáhara Occidental, pues existe el riesgo de que el conflicto "acabe en violencia".

El diplomático Yáñez Barnuevo  que fue ex-secretario de Estado de Exteriores y ex-embajador ante la ONU - presidió una misión de la Internacional Socialista que visitó a Marruecos, el Sáhara Occidental y los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf en Argelia entre los pasados 3 a 10 de mayo para conocer de primera mano la realidad de la zona y como se vive.

En el informe elaborado al término de esa visita, la misión - integrada también por el político tunecino Musthapa Ben Jaafar, la diputada angoleña Adelia de Carvalho y el profesor chileno Claudio Herrera - alertan de que entre la población refugiada de Tinduf "es aparente que la situación ya es insostenible y su paciencia está al borde, necesitan una respuesta.''

''Las nuevas generaciones que no han conocido nada más que el exilio, una vida indigna en condiciones difíciles y la falta de perspectivas ciertas ya sea en el plano personal o colectivo, se manifiestan con impaciencia e indignación y demandan una actuación tanto a sus dirigentes como a la comunidad internacional. Si estas demandas no encuentran una respuesta satisfecha por la vía pacífica, se teme que ésta creciente impaciencia pueda encontrar una salida por medio de otras vías más peligrosas como la violencia, teniendo en cuenta del entorno regional crecientemente amenazado por el terrorismo yihadista.'' Señala el documento.

Por ello, este informe de la Internacional Socialista insta a la comunidad internacional a que "se dedique de una manera más determinada a la búsqueda de una solución congruente y satisfactoria para los dos bandos" implicando si fuera necesario al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon en la búsqueda de esta solución y a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

También añade el realizar una acción de "diplomacia preventiva" que complementa un aumento de la asistencia humanitaria a los refugiados saharauis y el restablecimiento de medidas de supervisión de los derechos humanos tanto como en el Sáhara Occidental ocupado y en los campamentos de Tinduf.

El informe concluye diciendo que  la celebración de un referéndum de autodeterminación sigue siendo hoy "la única vía legítima y pacífica para la superación del conflicto" o nos veremos con brutales brotes de violencia desmedida.