.

El régimen marroquí intensifica su violencia en el Sáhara Occidental.

En la última década, el régimen marroquí y sus autoridades ha ido aumentando progresiva y descaradamente su opresión hacia el pueblo saharaui, en declaraciones el jueves en Argel el Sr. Mohamed Salem Lakkhal de (CODESA) Colectivo de Defensores de Derechos Humanos.


En una conferencia organizada en el marco de la 13ª Semana de Solidaridad y Fraternidad entre la wilaya de El Aaiún y la ciudad de Argel. El Sr. Salem Lakkhal, indicó sobre las prácticas represivas de las autoridades marroquíes que llevan encarcelando desde la invasión, "a más de 2.550 saharauis, de los cuales solo 599 fueron juzgados parcialmente y más de 7.000 desaparecidos.''




La mayoría de las penas, que son dictadas por jueces bajo el régimen marroquí son de "15 años de prisión y la cadena perpetua", mientras que unos 51 presos políticos enflaquecen en las cárceles marroquíes porque son castigados varios días sin recibir alimentos o les suministran algo que no es suficiente.

En la última década, se han registrado más de 30.000 saharauis víctimas de prácticas represivas marroquíes, entre ellos, 7.000 estaban en un estado de salud frágil.

Cabe recordar que en el mismo período, el ejército de ocupación marroquí violó el recinto de más de 2.900 viviendas durante el ataque contra el campamento saharaui de Gdeim Izik, situado a 12 km de El Aaiún, y donde más de 8.000 tiendas de campaña fueron quemadas intencionadamente, dejando a varias familias sin hogar. El régimen marroquí pone todo tipo de trabas y bloqueos a la ONU y a la Comunidad Internacional para que no introduzcan dispositivos de vigilancia de Derechos Humanos.