.

La manipulación de Marruecos frente al estado del Sáhara Occidental.

Según información filtrada de un diplomático argelino, Argelia entregó nuevo armamento al Sáhara Occidental. A pesar de que el presidente Mohamed Abdelaziz siempre ha reiterado su voluntad de solucionar el conflicto por la vía diplomática. Por razones aún sin justificar el presidente Barack Obama, en su visita al continente africano, aumentó la presencia militar en sus bases en este continente.

En los últimos meses, Marruecos ha realizado eventos de relevancia internacional en los que mostró sus “avances” sociales, económicos y su liderazgo en su cooperación con países europeos y de Medio-Oriente.

Marruecos organizó el primer Foro para África y Oriente Medio de la Iniciativa Global Clinton, que reunió a presidentes, ministros de Estado y a empresarios árabes y africanos. A ella acudieron como invitados especiales el ex presidente Bill Clinton y su esposa Hillary Clinton, que es candidata en las elecciones a la presidencia de su país en 2016, siendo conocido su respaldo y apoyo contundente a la soberanía marroquí sobre el territorio saharaui. A partir de palabras de un diplomático tunecino, estos eventos han sido sólo de carácter persuasivo, es decir, para manipular a los asistentes.

Hay denuncias del Polisario hacia Marruecos alegando que el colono marroquí emplea la descalificación, la difamación y el chantaje para tratar de neutralizar a figuras de relevancia, a fin de que no tengan protagonismo en la causa saharaui y para que no apoyen a salir adelante el referéndum.

Si bien la situación ya está llegando a su límite, cabe recordar que la población de los campamentos de refugiados saharauis, en Tinduf, vive en condiciones inhumanas; hace poco la UE suspendió el ingreso anual de 15 millones de euros en ayudas humanitarias y la situación es insostenible. Por otra parte, en los territorios del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos, la paciencia de sus residentes se está agotando por las brutales y continuadas agresiones policiales, el hostigamiento domiciliario y la impunidad.

La alarmante y creciente ola de terrorismo que azota la región es otra clave que hay que tener en cuenta para entender estos últimos actos. Todos los países del Norte de África están en alerta. Todo esto podemos interpretarlo como que las negociaciones diplomáticas entre Marruecos y el Polisario no han solucionado nada ni acordado un pacto y, solo queda la vía de la vuelta a las armas o simplemente como una manipulación de Marruecos para mantenerse vigilante ante las amenazas terroristas. Sin embargo, ambas perspectivas son preocupantes.