.

Pedro Sánchez, invitado este año a la reunión del Club Bilderberg: ¿Premonición?

El selecto club se reúne desde el miércoles al domingo en un apartado hotel de Los Alpes.
La delegación española la completan Ana Botín y Juan Luis Cebrián. No hay representación del Gobierno.


El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, será este año uno de los 130 selectos invitados del Club Bilderberg, el hermético foro que reúne a las élites políticas y económicas de todo el mundo y cuya reunión comienza este miércoles en el Interalpen Hotel, un lujoso hotel localizado en los Alpes austriacos.
En la lista, a la que ha tenido acceso este periódico, Sánchez figura como uno de los tres invitados que representan a la delegación española, que completan la presidente del Banco Santander, Ana Botín y el presidente del grupo PRISA, Juan Luis Cebrián. Cebrián, ‘fijo’ en estas reuniones, es el encargado cada año de proponer a los invitados españoles. 
El líder socialista se une así a la lista de políticos de su partido que han participado en la reunión anual de este prestigioso y elitista club, al que algunos sugieren como un auténtico “gobierno a la sombra”. El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue invitado en 2010, al igual que algunos exministros, como Joaquín Almunia. Se considera, de hecho, que Felipe González fue uno de los dirigentes que más agrado generó en este grupo.  La invitación de Sánchez no deja de resultar significativa, en la medida en que el Club Bilderberg apostó en su momento por su rival en las primarias, Eduardo Madina, como su candidato preferido para la secretaría general del PSOE.
A la reunión de este año no acudirá en cambio ningún miembro del Gobierno-la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría lo hizo en la pasada reunión-ni tampoco la reina Sofía, que hasta ahora había participado en casi todos estos encuentros.  Aunque la representación de cada país suele ser reducida, en esta ocasión lo es especialmente.
La apuesta de este año resulta especialmente ‘crítica’ con el gobierno de Mariano Rajoy: entre los invitados está también el ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem, que compite con el ministro de Economía, Luis de Guindos, por la presidencia del Eurogrupo, el foro informal de titulares de Economía y Finanzas de los 19 países de la eurozona.
En la lista se encuentran desde representantes del mundo empresarial, como el presidente de la aerolínea Ryanair, Michael O’Leary, hasta el general y exdirector de la CIA, David Petraeus,  la princesa de los Países Bajos, antes reina Beatriz, o el ex primer ministro italiano Mario Monti.  También acudirá el expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien se sugiere podría asumir próximamente un papel importante en este selecto club
El Club Bilderberg inició sus reuniones en 1954. Desde entonces, estos encuentros, secretos y rodeados de las máximas medidas de seguridad, han alimentado toda una serie de teorías. Quienes han investigado lo poco que trasciende de estas reuniones aseguran que se trata de un auténtico cónclave que decide el rumbo de la economía y la política de todo el mundo con el objetivo de crear un orden mundial en el que los Estados  queden relegados por una institución supranacional.  De estas reuniones habrían salido, siempre según estos expertos, recesiones económicas o cambios en las políticas internas de los países.