.

Marruecos volverá a reclamar Ceuta y Melilla a la ONU

El Gobierno marroquí aprovechará que se cumplen cuarenta años de la primera ofensiva en la ONU preparando acciones sobre las dos ciudades y los peñones de soberanía española.
Marruecos prepara una ofensiva para reclamar los enclaves españoles del norte de África. Diversas organizaciones llevan meses presionando a Mohamed VI para que dé la batalla por recuperar lo que consideran “territorios ocupados”: Ceuta, Melilla, islas Chafarinas, islotes de Vélez de la Gomera, Alhucemas, Perejil. El Ejecutivo español ya se encuentra en alerta.
“El futuro hará justicia a Marruecos, devolviéndole sus provincias del sur y sus tierras ocupadas”. La frase fue pronunciada hace dos años por Abdelilah Benkirane, primer ministro. Se refería al Sáhara Occidental y a Ceuta y Melilla, además de los pequeños islotes españoles situados a escasos metros de tierra africana.
Hasta ahora, Marruecos ha mantenido en ‘stand by’ su reivindicación de estos territorios que pertenecen a España. La última vez que el país vecino solicitó en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas la devolución de las dos ciudades autónomas y de los pequeños islotes fue en 1975.
Cambio de estrategia de Marruecos
No obstante, España tiene datos que hacen temer lo peor. Diplomáticos expertos en el contencioso han advertido a los máximos responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores que Marruecos no ha olvidado esta petición y prepara una ofensiva para volver a activarla.
Según ha podido saber El Confidencial Digital, Exteriores maneja varios informes internos que detallan cómo Marruecos está realizando movimientos discretos para pasar a la acción en 2015, coincidiendo con el XL aniversario de su reivindicación ante el también llamado Comité de los 24 de la ONU.
Los analistas han detectado que diversas asociaciones y lobbys marroquíes están logrando hacer mella en la voluntad del rey Mohamed VI y el gobierno marroquí. Estos grupos preparan acciones como la que protagonizó el Comité de Coordinación para la Liberación de Melilla ocupando el peñón de Vélez de la Gomera durante unas horas en 2012.
Durante los últimos treinta y  nueve años, Marruecos ha dejado a un lado la reclamación de los territorios del norte. Su política exterior se ha centrado en mantener la “marroquinidad” del Sahara Occidental, que pertenece ‘de iure’ a España, pero que gestiona ‘de facto’ Marruecos.