.

El ministro de exteriores danés defiende la expropiación de productos saharauis por parte de Marruecos.

Dinamarca. - 25/07/2017 - El Confidencial Saharaui.

Anders Samuelsen, ministro de relaciones exteriores del Gobierno de Dinamarca, se ha apartado de su gobierno y defiende que Marruecos exporte productos saharauis de manera ilegal.



El Ministro, también lo defendió el pasado 17 de Julio cuando su gobierno se reunió en el parlamento. Cabe destacar que el gobierno danés vive una encrucijada interna debido a las distintas posiciones de sus miembros respecto a comprar productos de Marruecos de origen saharaui, negocio ilegal y prohibido por la propia Unión Europea.

Cabe destacar que Dinamarca se hace pasar como defensor del pueblo saharaui pero luego no ve problemas en negociar y comprar productos saharauis expropiados por Marruecos.

Por otra parte, el gobierno de Reino Unido rechazó el comunicado del ministro danés alegando que la población local saharaui no se beneficia de los recursos y que los territorios ocupados del Sáhara Occidental son explotados ilegalmente por Marruecos sin contar con la aprobación del pueblo saharaui. 

Marruecos, ajeno a las resoluciones de la ONU y de la UE, ha iniciado un proyecto de inversión de desarrollo sostenible de 7 mil millones de €. Lo que se traduce como que a Marruecos no le importa las resoluciones ni leyes de comercio internacional. 

Un catedrático de derecho desmonta la sentencia contra los activistas de Gdeim Izik.


Autor: Juan Soroeta Liceras. Catedrático de Derecho Internacional.




En primer lugar, conviene explicar las razones por las que, después de cuatro años desde que dictara sentencia el Tribunal Militar, se ha reproducido este procedimiento ante un tribunal civil. Como es sabido, el Tribunal Militar de Rabat dictó en 2013 una sentencia contra 24 activistas de derechos humanos saharauis con condenas muy duras, que iban desde los 20 años de prisión a la cadena perpetua.

La razón por la que el Tribunal de Casación marroquí anuló esta sentencia tras 4 años en los que no se tuvo noticias de este tribunal (el recurso fue presentado por la defensa saharaui inmediatamente después de que se dictara la sentencia), se encuentra en la decisión del Comité contra la Tortura de diciembre de 2016, que condenó a Marruecos por torturas contra Naama Asfari, persona a la que el tribunal considera líder de estos 24 activistas de derechos humanos. A través de esta sentencia del Tribunal de Casación de Marruecos decidió iniciar nuevamente un procedimiento ante un tribunal civil con el objeto de demostrar que en este país “no se tortura”.

La sentencia del Tribunal de Casación estableció que no existían pruebas, que no existían vínculos entre las personas procesadas y las personas que fallecieron, de las que ni siquiera existía autopsia. No es cierto, como ha dicho la prensa marroquí durante los 7 largos meses de vista oral, que la sentencia del Tribunal de Casación anulara la del Tribunal Militar porque éste no tenía competencia. Es cierto que la Constitución marroquí de 2011 establecía que la jurisdicción militar no tenía competencia para procesar a civiles, pero en el momento en que se celebró el juicio no había una ley de desarrollo de esta norma. La decisión del Tribunal de Casación nada tiene que ver con la condición militar del tribunal. El objeto de este procedimiento ha sido maquillar con un proceso ante un tribunal civil lo que había quedado en evidencia que había sido un juicio irregular, y tratar de desacreditar al Comité contra la Tortura.

Este procedimiento incurre en los mismos defectos que el celebrado ante la jurisdicción militar: ausencia de pruebas que vinculen a acusados y a víctimas, falsificación de documentos, pruebas obtenidas bajo tortura… En especial, cabe recordar que la única prueba en la que se basa la condena es la declaraciones de los propios acusados según las cuales, el mismo día en que se produjo el levantamiento violento del campamento Gdim Izik, es decir, el día 8 de noviembre de 2010, todos ellos habían recibido instrucciones de Naama Asfari para asesinar a cuantos policías y militares marroquíes pudieran. La realidad es que Naama Asfari había sido detenido en su domicilio en El Aiún la víspera, el 7 de noviembre, como quedó probado primero ante el Tribunal Militar y luego ante el Tribunal Civil. A partir de este punto es obvio que todas las pruebas de la acusación son falsas.

Además incurre en nuevos defectos que contaminan todo el procedimiento. Por una parte, el Tribunal ha permitido participar a lo largo de todo el procedimiento a la defensa de las víctimas marroquíes. Al tratarse de un procedimiento penal, el tribunal debió impedir desde el primer momento que esta parte participara en el procedimiento, tal y como solicitó desde un principio la defensa saharaui, porque, no habiendo sido parte en el procedimiento que se celebró ante el Tribunal militar, y al tratarse una segunda instancia, tampoco lo podían ser en ésta. Su presencia ha contaminado todo el procedimiento, porque no solamente han participado activamente, defendiendo en muchas ocasiones no a sus clientes, sino que el Sahara occidental es marroquí, sino que además han llegado a presentar, y el tribunal a aceptar, nuevos testimonios de personas de las que hace 7 años se ignoraba su existencia.

Por otra parte, los abogados de las víctimas marroquíes son en su mayoría políticos que, en algunos casos, ocupan un escaño en el parlamento de Marruecos, lo que creo que subraya, una vez más, el carácter de juicio político de este procedimiento. Además, entre estos defectos, la Fiscalía y la defensa de las víctimas marroquíes han presentado nuevos testigos, cuya falsedad en muchos casos era tan obvia que los propios abogados que los proponían sonreían.

En estas circunstancias, después de 5 meses de vista oral, la defensa y los procesados saharauis decidieron retirarse del procedimiento y no participar más en lo que, con razón, consideran un teatro.

Por todo ello, la totalidad del procedimiento es nulo. Por una parte, porque de conformidad con el Derecho internacional Marruecos no tiene competencia para procesar a los saharauis en territorio marroquí. Hay que recordar que la doctrina de las Naciones Unidas, como recientemente ha recordado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, es que el Sahara Occidental no forma parte de Marruecos, por lo cual, su presencia en el Sahara Occidental solo puede ser calificada de ocupación. Por ello, el derecho aplicable es el Derecho de la ocupación, los Convenios de Ginebra, es decir, el Derecho Internacional Humanitario que, entre otras muchas cosas, prohíbe el procesamiento de personas del territorio ocupado en los tribunales del Estado ocupante. Por otra parte, porque el procedimiento no respeta los estándares mínimos internacionales de lo que debe ser un juicio justo. Yendo más allá, ni siquiera respeta las disposiciones procesales del propio Derecho marroquí.

En todo caso, insisto, es un procedimiento con el que Marruecos ha tratado de maquillar la imagen penosa que dio en la vista ante el Tribunal Militar. Se ha dilatado durante más de siete meses, pero, desgraciadamente, el resultado ha sido el mismo, tanto en la forma como en el fondo. Por tanto, mi opinión como jurista y como observador internacional, es que se trata de un procedimiento NULO a todos los efectos.

Ribó recibe a niños saharauis y anuncia un hermanamiento para canalizar ayuda.




València, 24 jul (EFE).- ElConfidencialSaharaui.Com | Vacaciones en Paz.


El alcalde de València, Joan Ribó, ha recibido hoy a un grupo de niños saharauis que pasan dos meses de vacaciones en familias de acogida y ha anunciado el hermanamiento con una ciudad saharaui para canalizar la ayuda humanitaria a ese enclave, que vive pendiente de la celebración de un referéndum de autodeterminación.



Resultado de imagen de niños saharauis llegan a Valencia
Ribó junto a niño saharauis del VEP/Cadena Ser


El alcalde de Valéncia, Joan Ribó, junto con la concejala de Servicios Sociales, Consol Castillo, y otros miembros del equipo de gobierno, han dado la bienvenida a los niños y niñas saharauis que este año forman parte del proyecto "Vacaciones en paz".

Durante los dos meses de verano, los niños pasarán revisiones médicas y podrán conocer nuestra cultura y vivir, durante los meses más rigurosos del año, alejados la carencia de alimentos y otros servicios que sufren en su país.

En un acto donde los menores y sus familias de acogida han estado presentes, el alcalde ha expresado la "satisfacción de tener a los niños con nosotros", y ha resaltado que "el pueblo español tiene una terrible deuda con el pueblo saharaui, por eso debemos ayudarles".

Este proyecto de solidaridad con el Sahara, que lleva en marcha desde mediados de los años noventa, intenta ayudar a estos niños que viven en ciudades-asentamientos pendientes de que se lleve a cabo un referéndum de autodeterminación, que decida su independencia o adhesión a Marruecos.

"Nos encontramos solo a 30 minutos de las Islas Canarias, y se está permitiendo que se incumplan los derechos humanos continuamente en nuestro país", ha declarado el nuevo delegado Saharaui para València, Habibulah Mohamed.

Habibulah Mohamed, ha agradecido al Ayuntamiento de Valéncia su labor y el gesto humanitario que hacen con estos niños, así como el apoyo y la solidaridad política que tienen con la lucha de su pueblo por conseguir la independencia de Marruecos.

Ribó ha destacado la propuesta de gestionar el hermanamiento de una ciudad saharaui con la ciudad de València para potenciar estas ayudas que tan necesarias son para los saharauis.

"Vacaciones en Paz es un programa muy importante, pero es más importante un país con libertad para elegir el destino de los saharauis", ha explicado Mohamed, quién también ha insistido en la participación del Estado Español en estas ayudas para finalizar la descolonización del Sahara occidental.

Tres de las niñas que este verano residirán en València se han mostrado entusiasmadas por poder contar lo que más les gustaba de venir a València durante los meses de verano.

Salka, quién ya estuvo el año pasado en la Comunidad, y Zahara, han asegurado que lo que más les gusta de venir a España es la piscina, la playa y los parques.

Su compañera Nadifa ha coincidido con ellas en sus lugares favoritos asegurando que "en su país hace mucho calor y no tienen piscinas donde poder bañarse"; además ha explicado que le gustaría que el Sahara fuera libre porque allí está su familia y quiere lo mejor para ellos. EFE

El Polisario pide la liberación inmediata de los presos de Gdeim Izik.



Bir Lehlu, SPS, 23/07/2017 - ElConfidencialSaharaui.Com | Gdeim Izik.



Resultado de imagen de El Pol.isario
Mujeres saharauis en campamentos/Archivo


El Frente Polisario ha pedido a la ONU interceder ante Rabat para garantizar la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos saharauis del Grupo Gdeim Izik y todos los presos políticos saharauis retenidos ilegalmente en las cárceles marroquíes.

En una carta al Secretario General de las Naciones Unidas,Sr. António Guterres,el Presidente de la República ,Sr. Brahim Gali condenó las injustas e infames sentencias y subrayó que tales condenas dictadas contra los activistas sasharauis son “otra demostración de las intenciones de Marruecos de continuar su política de abusos contra los derechos humanos sin la presencia de testigos, lo que subraya la necesidad urgente de establecer un mecanismo de derechos humanos en el Sáhara Occidental para supervisa la situación de los derechos humanos en el Territorio”.

Muchas organizaciones nacionales, regionales e internacionales en todo el mundo condenaron el juicio injusto y las sentencias y dejaron claro que las duras penas contra los presos políticos saharauis y su juicio farsa no doblegarán la voluntad de los saharauis en su lucha por la independencia.

La carta señala que las sentencias se basaban en acusaciones fabricadas y preparadas y expedientes inventados en las comisarías marroquíes donde los detenidos eran sometidos a todo tipo de tortura y que los tribunales marroquíes no tienen jurisdicción sobre las cuestiones que se dan en el Sáhara Occidental.

Cabría recordar que tras el infame veredicto creció el apoyo y la solidaridad internacional expresados tanto a nivel de partidos políticos, parlamentos, sindicatos, asociaciones, organizaciones y comités de apoyo que rechazaron y condenaron el juicio injusto marroquí.

PODEMOS exige a Marruecos anular las sentencias contra los activistas de Gdeim Izik.

Madrid. - 20/07/2017 - El Confidencial Saharaui.

La formación morada emite un comunicado oficial en el que pide de manera inmediata a Marruecos la anulación de dichas sentencias y denuncia las irregularidades que se produjeron durante el mismo, finalizando pidiendo agilizar una solución y un referendo.


Este es el comunicado:

''Hoy 19 de julio, el Tribunal de Apelación de Salé (Marruecos) ha vuelto a condenar a 23 saharauis que participaron en las protestas pacíficas contra la ocupación marroquí del campamento de Gdeim Izik en 2010 a, prácticamente, las mismas que penas a las que les había sentenciado un Tribunal militar en 2013, desde cadena perpetua hasta dos años de cárcel.
La repetición del juicio se ha desarrollado sin la participación de los acusados, ausentes desde las sesiones de mayo, en protesta por las irregularidades del proceso. El juicio ha sido monitorizado por numerosas misiones internacionales de observación como el Consejo General de la Abogacía Española, Human Rights Watch, Amnistía Internacional, el Centro Robert F. Kennedy y Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura, otras organizaciones de derechos humanos y representantes políticos, entre ellos y ellas, María López Montalbán, diputada de Podemos en la Asamblea Regional de Murcia.
Desde Podemos nos sumamos a las denuncias de las organizaciones presentes calificando como nulos de pleno derecho estos juicios ya que los tribunales marroquíes no tienen competencia para juzgar asuntos que sucedieron en el Sáhara Occidental, territorio no autónomo ocupado por Marruecos.
El proceso ha estado lleno de gravísimas irregularidades ya que el tribunal de Salé ha vuelto a aceptar confesiones realizadas bajo tortura, pruebas no relacionadas directamente con las personas acusadas, nuevos testimonios de dudosa veracidad y un ambiente de intimidación contra las familias saharuis y las organizaciones observadoras internacionales.  
El 15 de noviembre de 2016, el Comité de la ONU contra la Tortura concluyó que Marruecos había vulnerado la Convención contra la Tortura, que el propio país había ratificado en 1993 y cuya constitución prohíbe el uso de la tortura, en el caso de  Naâma Asfari, uno de los acusados. Por desgracia, las torturas han sido habituales contra hombres y mujeres saharauis, como recogió el auto del juez Ruz en su imputación a once militares marroquíes por presunto delito de genocidio contra la población saharaui en 2015 y como han venido denunciando organizaciones de derechos humanos y activistas, como Aminatou Haidar.
La naturaleza política de estos juicios fue reconocida por la Audiencia Nacional en octubre de 2016 al conceder el estatuto de refugiado a Hassana Alia, condenado a cadena perpetua por su participación en el campamento de la Dignidad por parte de un tribunal militar de Marruecos. 
Por todas estas razones, desde Podemos exigimos la anulación de los juicios, el establecimiento de una investigación independiente en el marco de Naciones Unidas para determinar la situación de las personas presas saharauis y la exigencia de que estas demandas sean transmitidas por parte del Gobierno de España al Reino de Marruecos. Nuestro país, acorde con su responsabilidad histórica y la implicación de nuestro pueblo, debe liderar los esfuerzos por una solución política al conflicto, que culmine el proceso de descolonización del pueblo saharaui, y respete su derecho a la libre determinación.''

El Comunicado oficial se puede ver íntegro AQUÍ